¿Bye Bye, Facebook?

Facebook
¿Bye Bye, Facebook?

Qué difícil nos resulta muchas veces sucumbir a la tentación de entrar en Facebook aunque sea solo para echar un vistazo… Esta red social nos tiene cautivados. Muy pocos han sido capaces de cerrar su perfil y renunciar a ver y “ser vistos” en este escaparate virtual. Pues bien, esta es la tendencia en España: Facebook ya está perfectamente consolidado y sigue siendo visitado diariamente por la mayoría de sus usuarios.

Sin embargo, en EEUU la tendencia es otra: aunque sigue siendo la red social favorita para muchos, su crecimiento ha ido decreciendo paulatinamente. Según sus usuarios, las razones son que “están muy ocupados”, “la gente hace comentarios estúpidos”, o sencillamente les “aburre”.  En definitiva,  Facebook comienza a resultar pesado para muchos, especialmente para los jóvenes, pero ¿cómo es posible que la gente se aburra viendo fotos y comentarios de sus grupos de amigos en fiestas, viajes,…?  Podemos encontrar la respuesta en el hecho de que los usuarios de Facebook no sean capaces de declinar una solicitud de amistad, lo que ha posibilitado la masificación de contactos, de tal manera que nos encontramos con “amigos” que nada tienen en común con nosotros, o que tan solo hemos visto una vez en nuestra vida.

Muchos achacan el éxito de Facebook  a que no ha habido otra red social que haya sido capaz de hacerle sombra: Twitter es algo totalmente distinto, ya que se trata de un canal de comunicación, que nada tiene que ver con Facebook.

En España, la competencia más directa es Tuenti, pero más del 20% de los usuarios tienen entre 14 y 17 años, que además son los más activos, con lo que resulta ser  una red social frecuentada mayoritariamente por adolescentes. Con lo cual, Facebook en nuestro país sigue con su hegemonía gracias a su “monopolio”. Veremos si Google+ consigue sus pretensiones y desbanca al “gran gigante”. Sin duda alguna, lo que en EEUU es una realidad, puede ser, aquí y en muchos otros países, una amenaza; Por lo que las “cabezas pensantes” de Facebook tienen que estar en estos momentos “maquinando” a la desesperada. ¿Qué será lo siguiente?