¿Cómo hacer paginas web efectivas?

¿Quieres hacer paginas web mas efectivas?

Lo primero que debemos tener claro a la hora de crear páginas webs para que sean efectivas es el contenido y la información que vamos a mostrar y el manejo por parte de los usuarios.

¿Qué contenido debemos poner para crear paginas web efectivas?

informacionInformación:

Dar a conocer quienes somos, donde estamos y que hacemos. Los visitantes recurren a esta información para darle valor a la web y confiar en su contenido.

productoServicios:

Qué ofrecemos, cuáles son nuestros productos y cómo adquirirlos. Cuanto más detallados mejor, ten en cuenta que la web es tu nuevo escaparate a posibles clientes, la información debe ser cierta y estar presentada de forma fácilmente entendible.

contactoContacto:

Varias formas de contactar para facilitar la comunicación entre los visitantes y nosotros. Teléfono, email, redes sociales, dirección física.

socialRedes sociales:

¿Las usas? Muestra todas las redes sociales que usas e inicia la conversación con tu público en tu propia web.

nuevoNoticias – novedades:

¿Eres experto en tu sector? ¡Demuéstralo! Habla, recomienda, resuelve dudas… tus clientes agradecerán que les informes de los cambios realizados, novedades en tus productos o servicios, posibles ofertas…

diseñoDiseño:

Destacar 4 características en el diseño para hacer paginas webs efectivas:

- Usabilidad: fácil manejo por parte de los usuarios.

- Responsive: diseño adaptado a todo tipo de dispositivos móviles.

- Visibilidad: haz visible tu web para los buscadores, si tus clientes no te encuentran no te verán.

- Efectividad: haz que tu mensaje les llegue.

El contenido y el diseño son los dos pilares en los que se basa la creación de paginas web efectivas.

contenido imprescindible de una web

Claves para posicionar mi web en los buscadores

¿Cómo posicionar mi web en los buscadores?

Todos queremos posicionar nuestra web en los buscadores, ser los más visitados y adelantar a la competencia, pero muy pocos lo conseguimos. Para llegar a esto hay varios factores que determinan el lugar que le corresponde a tu web:  PALABRAS CLAVE, ENLACES Y CONTENIDO.

claves para posicionar tu web

 

Elegir las palabras clave

Lo primero es conocer nuestro negocio y nuestra web, saber donde queremos llegar, pensar qué ofrecemos a nuestros clientes para saber cuales son las palabras por las que nos buscarán.

¿Cómo elegimos las palabras clave?

Google Adwords:

Esta aplicación de Google no sólo nos sirve para los anuncios en el buscador, contiene una herramienta para la búsqueda de palabras clave donde podemos agrupar posibles palabras  que nos interesa para nuestro negocio y ver sus estadísticas de búsqueda.

Google Trends:

¿Qué busca más la gente? Con esta herramienta podremos ver que palabras clave se buscan más con respecto a otras, e incluso Google nos dirá palabras similares a las nuestras para posicionar nuestra web en la opción más buscada.

Seomoz.org:

Web para revisar las palabras clave de nuestra web. Es de pago, pero existe un trial de 30 días que puede convertirse en una buena opción para analizar nuestra web de cara a los buscadores.

Metricspot.com:

Una opción gratuita, aunque no con tanta información que nos permite revisar con los ojos del SEO nuestra web y ver donde estamos fallando.

 

Enlazar y que nos enlacen

Casi la mitad de nuestro trabajo para posicionar la web en los buscadores recae en los enlaces. 

Enlazar desde nuestra web a otras webs importantes, sobre todo de nuestro mercado, nos dará peso a la hora de medir la importancia de nuestra web.

Que nos enlacen desde webs con tráfico y autoridad seo. No hay una norma para los enlaces entrantes, y no sirven enlaces desde cualquier web. Una buena  forma de beneficiarse de estos links son los directorios de universidades, administraciones públicas y webs punteras en nuestro sector. El cómo conseguirlo depende de cada uno, hay quien paga y hay quien se las ingenia. 

El arte de escribir para el SEO

Y por último, pero no menos importante, todo lo contrario, el contenido. Lo que contenga nuestra web dirá quienes somos.

La norma es clara, cuanto más se repitan las palabras clave, mejor. Pero es evidente que esta norma no puede regirse al pie de la letra o nuestros textos serán una mezcla de palabras sin sentido.

Debemos dividir nuestros esfuerzos en dos vías: escribir para google y escribir para nuestros usuarios. Desde el punto de vista de Google, destacar siempre que podamos las palabras clave (título, negrita…), desde el punto de vista del usuario añadir más contenido, aunque no contenga la palabra clave.

En definitiva, escribe, escribe para tus clientes, pero hazlo de forma que Google también te entienda.

Proceso de una queja: qué hacer, cuando y cómo.

Cuando iniciamos nuestra andadura en las redes sociales, ponemos a la vista de todos nuestra empresa y nuestra marca. Inevitablemente nos exponemos a recibir quejas y desacuerdos entre nuestros clientes y no clientes, sobre lo que decimos, escribimos o sobre nuestros propios productos y servicios.

Este factor de riesgo no debe verse como una amenaza a nuestra empresa, sino como una oportunidad de resolver problemas que probablemente no hubiésemos detectado de otra forma. No todas las quejas que encontremos en nuestros canales de comunicación serán útiles y presentaran un buen feedback, pero todas deben ser tratadas de igual forma.

EL PROCESO DE UNA QUEJA

¿Qué hacer ante una queja?

Lo primero y lo más importante, contestar. Puede que no nos guste el comentario o estemos en desacuerdo, pero las redes sociales son públicas y siempre debemos dar una respuesta.

Todos los procesos productivos de nuestra empresa tienen un protocolo que cumplen todos los empleados. Las redes sociales son sólo una rama más de la empresa, y como tal, deben regirse por la misma filosofía y gestión que el resto.

¿Qué debe contener este proceso de gestión?

Un análisis de la queja, en relación al valor, la influencia y el riesgo que puede conllevar.

Valor: qué tipo de queja es, sobre un producto, un comentario, algo relacionado con la empresa, algo que hemos compartido…

Influencia: quién ha puesto la queja, qué influencia tiene en la comunidad, es un cliente o alguien ajeno a nuestra empresa…

Riesgo: qué implicación tiene para nosotros, es solo un problema de imagen o afecta a nuestras ventas.

¿Cómo realizamos esto?

Teniendo presente siempre una matriz de riesgos que mida el grado de incidencia en cuanto al valor, la influencia y el riesgo de la queja, donde expongamos el protocolo a seguir.

En este protocolo debe encontrarse, el tono de respuesta, si la queja se responde de forma abierta o en privado, qué tipo de medidas se adoptarán en caso de alto riesgo o “troll” y, cómo explicar a la comunidad las medidas adoptadas y las respuestas solicitadas.

matriz de riesgo elpezquemuerde

¿Fin de la crisis? ¿Y ahora qué?

Cuando pasamos por una crisis hay un trabajo final que siempre debemos realizar: analizar la crisis, lo que hemos hecho y la repercusión de esta en nuestra comunidad.

¿Se ha comentado?
¿Han quedado clara las medidas y la comunidad está de acuerdo con nuestra respuesta?
¿Ha finalizado realmente la crisis? ¿Se sigue hablando de ella?

proceso de una queja elpezquemuerde

¿Como darse a conocer en las redes sociales?

¿Tienes una pyme?

¿Sabes como darse a conocer en las redes sociales?

¿Tienes claro que debes hacer?

 

social-media-290x230-istockphoto-thinkstockLas redes sociales son una oportunidad para todos, un nuevo canal de comunicación donde fidelizar al cliente actual y encontrar nuevos.

Toda oportunidad conlleva sus riesgos y su periodo de adaptación, por tanto, debemos tomarlo en serio, como una ayuda a nuestro negocio, no como un juego que dejamos en manos ajenas sin preocuparnos por lo que  va a cambiar.

Tanto si optas por gestionar tus perfiles como si contratas a un profesional debes tener debes tener claros algunos puntos:

Asumir el cambio de rol de los consumidores.

Cuando empezaste con vuestro negocio, probablemente no existían las redes sociales, incluso puede que ni siquiera Internet. Y la comunicación con vuestros clientes era en el propio negocio, con vuestro escaparate y servicio.

La vida da muchas vueltas, ahora el cliente demanda más, conoce más el mercado y tiene más herramientas para comparar. ¿Quieres estar en su mente? Entra en su juego. 

Optimizar el tiempo y las herramientas

El tiempo es oro y dado su precio es mejor pensar antes de actuar. No todas las redes sociales son necesarias, tal y como comentamos en el anterior post sobre “Redes Sociales, donde estas y donde no” , pero seguro que existe alguna adecuada a tu cliente y tu negocio.

Estudiar cuales son las optimas y que tipo de información y servicios se prestaran desde la red, ahorrará mucho tiempo a la hora de gestionar tus perfiles. Si no tienes tiempo o no sabes como hacerlo busca un profesional que gestione tu comunicación o que te enseñe como hacerlo tu mismo.

Integrar el cambio en toda nuestra empresa, ya sean 2 o 20 personas.

De nada vale un perfil en Facebook si los empleados no están volcados en este proyecto. Las redes sociales son un escaparate de tu negocio, al igual que se cuida la atención al público, debe cuidarse la relación y el grado de implicación de todos en la red.

Tener unos pasos a seguir para cada ocasión.

Actuar siempre del mismo modo. Hay que tener un diagnostico de pasos a seguir, tener claro que se hace cuando hay un nuevo seguidor, alguien expone una queja o un comentario favorable. Cada pequeño detalle ahorra tiempo y facilita la relación empresa – cliente.

Conocimiento de donde estamos y las herramientas de las que disponemos.

¿Usas facebook para uso personal? ¿y las demás redes? ¿sabes el tiempo que te llevará?

Volvemos a lo mismo, las redes no son un juego, no hay que estar por que sí, hay que tener un motivo y pensar que queremos conseguir. Mira tu competencia, muévete  lee, infórmate y sobre todo, navega por la red en busca de ideas, apunta acciones que te gustan, diseños y todo tipo de comunicación que te ayude a visualizar lo que quieres y encontrar un camino a seguir.

Tener visibilidad.

Solo se consigue si conseguimos que la gente interactúe con nuestro contenido, y ¿cómo conseguirlo?

Piensa quien eres, que servicios ofreces, a quien se lo ofreces y luego, como experto en tu campo, que contenido puedes compartir con ellos.

Existe una regla, que no debes romper: “Regla del 40 – 40 – 20″

40 de interacción: experiencias, servicios útiles para relacionarse.
40 de contenido relevante para nuestro público objetivo.
20 de nosotros.

 

El camino será largo, habrá muchas dudas, no te vengas abajo, revisa que has hecho bien y que has hecho mal, vuelve atrás y recompone el camino. Al fin y al cabo, tienes una empresa, no eres nuevo afrontando la incertidumbre y resolviendo problemas.

Redes sociales, dónde estar y dónde no

Si alguna vez te has planteado llevar tu comercio a la nueva era, a Facebook y Twitter, deberías pararte un momento y pensar. Las redes sociales no son un mercado en sí, son un nuevo canal donde ofertar tus productos, dicho de otro modo, si dentro de tu barrio te conocen todos, pero en el resto de la ciudad no. Por mucho que pongas publicidad en todas las calles no vas a conseguir que todos te conozcan.

El pequeño comercio vende, y vende por la especialización, vende porque ofrece algo diferente. Dentro de las redes sociales hay muchísima gente, más de la que pasa por tu escaparate. Debes explicar bien tu producto y mostrar tu diferenciación. Igual que el escaparate de la tienda esta siempre cuidado y pensado, tu presencia en las redes debe estar igual de cuidada y pensada.

Dentro de Internet y dentro de las numerosas redes sociales, hay que pensar en cuales debes tener presencia y en cuáles no. No solo existe Facebook, aunque es la más conocida y la que tiene más usuarios. Hay redes de recomendaciones que son una buena manera de situar tu comercio y ser la respuesta cuando un usuario busca tus productos. Lo hemos dicho antes y lo diremos siempre, cada comercio es diferente, cada tipo de cliente que tenemos necesita una estrategia diferente. ¿Sabes que necesitan los tuyos?